CÓDIGO DE ÉTICA DEPORTIVA SPORTSAME

El presente código es una adaptación del Código de Ética del Deporte del Consejo Superior del Deporte de España, basado en la Carta Europea del Deporte , el código de ética deportiva del Consejo de Europa y el Código de Conducta en competiciones deportiva escolares del Consejo Superior de Deportes.

El documento evita, con el fin de mejorar su lectura, el uso permanente de duplicidad de género. El utilizado en la redacción pretende hacer referencia a ambos géneros , sin que esto suponga una discriminación hacia alguno de ellos.

Justificación

El deporte es una actividad sociocultural inspirada en la nobleza y en el juego limpio, que permite el enriquecimiento del individuo en el seno de la sociedad y que potencia la amistad entre los seres humanos, el intercambio de experiencias, y en suma, el conocimiento y la
relación entre las personas.

El deporte contribuye a mejorar la relación, el conocimiento y las expresiones personales. Es un factor de integración social, fuente de disfrute, salud y bienestar. La realización de estos valores permite la participación en la sociedad desde unas pautas distintas de las que a
menudo constituyen las actitudes sociales más convencionales.

Estas pautas de participación y relación social deben contribuir a la mejora de la calidad de vida como factor de convivencia social.

La preservación de estos valores hace necesario que SPORTSAME tenga como elementos vertebrales, el compromiso con las reglas del juego, el respeto a todas las personas que participan, sean deportistas o espectadores, el ganar a toda costa no es lo más importante y
el juego limpio.

Para fomentar, impulsar y contribuir a la realización de estos fines y valores, SPORTSAME ha adoptado el presente Código Ético, a fin de conseguir que se establezcan las pautas de conducta y comportamiento de los estamentos participantes en los torneos organizados directa o indirectamente por SPORTSAME, ya sean deportistas de entidades y asociaciones, acompañantes, voluntarios, familiares o profesionales de las diferentes entidades.

El Código parte de la consideración de que el comportamiento ético es esencial tanto en la actividad como en la gestión deportiva. Dicho comportamiento, permite encauzar la rivalidad y la controversia deportiva desde unas pautas diferentes y socialmente aceptables, que
puedan producir ejemplaridad frente a otras formas de relación social.

Por todo lo anterior, se crea este Código de Ética Deportiva, apoyándose en los conceptos de deportividad, de respeto al adversario y del deporte como herramienta de integración social comunitaria.

Objetivos del código

El Código trata de establecer un marco de referencia para todas aquellas personas que deseen participar en las actividades organizadas por SPORTSAME.

El Código pretende esencialmente promocionar el juego limpio entre los participantes a las actividades deportivas organizadas por SPORTSAME.

El Código se dirige también a los profesionales, voluntarios y familiares que ejercen una influencia directa e indirecta en el compromiso y la participación en el deporte, a quienes compete la responsabilidad de promocionar y garantizar el respeto y el juego limpio.

Definición de juego limpio

El juego limpio es fundamentalmente el respeto a las reglas del juego y reglamentos de los torneos, pero, también incluye conceptos como amistad, respeto al adversario, a los árbitros y el espíritu deportivo. Según el Estatuto de Deportes y el Código Deontológico Europeo,(1993, The European Sports Char-ter and Code of Ethics ), es una manera de pensar y no sólo una forma de comportarse. Es una concepción del deporte que trasciende del puro cumplimiento de las reglas deportivas para situarse en un entorno de respeto, de nobleza y de consideración hacia el rival.

Supone, en definitiva, mucho más que cumplir con las normas establecidas, se incorporan los conceptos de amistad, de respeto hacia los demás, dando a todas las personas oportunidades equitativas, independientes de sus cualidades.

Responsabilidad por el juego limpio

El juego limpio es ante todo un principio positivo. La sociedad se enriquece con la práctica deportiva y con lo que la misma supone de fomento de los valores de la personalidad , a la vez, que con el intercambio personal y social que éste supone. El deporte ayuda a conocerse mejor, a expresarse y a desarrollarse en un entorno social en el que son valores la salud y el bienestar.

El Código reconoce que todas las entidades o personas que de forma directa o indirecta estén relacionados con SPORTSAME , deben conceder una prioridad absoluta al juego limpio.

La responsabilidad de esta ejemplaridad afecta a deportistas, familiares, profesionales, voluntarios, etc. que deberán guardar un comportamiento de respeto y de compromiso con el juego limpio. El Código Ético debe aplicarse a todas las personas con independencia de que participen como deportistas, como acompañantes o aficionados.

Los deportistas, profesionales, voluntarios, acompañantes, familiares, etc. deberán acreditar que el juego limpio y el respeto a las normas del juego y reglamentos están por encima de sus intereses y que tanto en la victoria como en la derrota, tanto en éxito como en la decepción, su comportamiento público se ajuste a los principios especificados en el apartado específico de:

“comportamiento de los profesionales, voluntarios, acompañantes y familiares que participen en las actividades deportivas”.

Suscripción del código ético

El Código Ético trata de preservar y fomentar los valores deportivos más esenciales y entre ellos, los que suponen la defensa del honor y la lealtad en el ejercicio deportivo. La adopción de tales pautas de comportamiento sólo puede ser fruto del compromiso individual de los agentes deportivos ya que es una distinción que debe significar su actitud ante el deporte.

Por todo lo anterior, SPORTSAME invita a las entidades, asociaciones, deportistas, profesionales, voluntarios, acompañantes, familiares, etc. A comprometerse con el juego limpio mediante la suscripción del presente Código.

Agentes implicados en este Código

SPORTSAME

La organización que promueve, organiza y gestiona competiciones deportivas tiene un doble reto: por un lado, fomentar entornos donde se defiendan los valores universales del deporte, y por otro, difundir los beneficios del deporte en personas que padecen una enfermedad mental. SPORTSAME debe actuar como líder en la promoción de comportamientos, valores y normas de apoyo al Juego limpio y a los valores fundamentales del deporte.

Entre los objetivos, se encuentran:

• Plantear acciones dónde se expliciten objetivos y valores en defensa de los principios deportivos universales y el Juego limpio.
• Establecer normativas de conducta que impliquen a toda la comunidad deportiva.
• Hacer de los equipos un espacio de formación y aprendizaje.
• Promover y facilitar las estructuras organizativas que ayuden a la consecución de los objetivos y valores explicitados.
• Prever espacios de relación e interacción para debatir el desarrollo de las actividades deportivas.
• Tomar las decisiones de forma democrática y consensuada.

Los deportistas

El Estatuto de Deportes y el Código Deontológico Europeo (1993, The European Sports Charter and Code of Ethics), definen el Juego Limpio como una manera de pensar y no sólo como una forma de comportarse. Incluye asuntos relativos a la eliminación de las burlas, la violencia (tanto física como verbal), la eliminación de oportunidades no equitativas, etc. (CGCOLEF, 2010). Supone, por tanto, mucho más que cumplir con las normas establecidas, incorporando los conceptos de amistad, de respeto hacia los demás y de jugar siempre con el espíritu correcto, lo que conlleva evitar protestar las decisiones de jueces, árbitros y técnicos, respetar la integridad del rival, saludar deportivamente, tanto si se gana como si se pierde, respetar las instalaciones deportivas y su material, no protestar en los cambios, por lo que supone de menosprecio para el compañero sustituido, no discutir con los propios compañeros, animándoles en el caso que fallen, no despreciar al rival, aceptando sus disculpas en caso de incidente, y evitar obsesionarse con la victoria, entre otros.

El equipo

El equipo no es la suma de las individualidades y debe representar un valor superior y más importante que el de cada uno de sus integrantes por separado. El equipo deportivo no debe de entenderse como una agrupación de personas que practican un mismo deporte, ni un sumatorio de individuos. Debemos entender que el grupo es el contexto donde cada deportista aporta lo mejor de sí (superando las individualidades); colabora en la consecución de un objetivo común (cooperación); mediante la intervención de todos los jugadores (participación); comparte normas, principios y valores (socialización); asume que el bien colectivo está por encima del bien individual (compromiso); que todos desarrollan un rol y una función específica (organización); y que las decisiones deben ser tomadas por canales y mecanismos transparentes y equitativos (democracia).

El comportamiento de los deportistas y los equipos deberá basarse en los siguientes principios clave:

Practica la deportividad; no pierdas tiempo a propósito para conseguir ventajas; no te obsesiones con la victoria; diviértete; no compitas de forma agresiva; trabaja para ti y para el equipo; aplaude el buen juego venga de donde venga; mantén una actitud digna tanto si ganas como si pierdes; desaprueba las acciones antideportivas; ayuda cuando se produzcan lesiones; si hay discusiones intenta conciliar entre las partes.

Controla tus emociones y tensiones; se educado; evita provocaciones, insultos, agresiones, hacer trampas; no intimides, trata a los demás como te gustaría que te tratasen a ti.

Aprende a cumplir las reglas del juego y a respetar las decisiones arbitrales; no protestes al árbitro; no le pidas que sancione a un rival y no discutas con él, el árbitro es imprescindible.

Respeta las decisiones del entrenador; no las protestes ni critiques porque las toma en beneficio de todos; coopera con él.

Respeta al rival; salúdale con deportividad tanto si ganas como si pierdes; no respondas si te provoca; acepta sus disculpas si se producen; no lo desprecies; no te ensañes con él; no te comportes con agresividad; fomenta la tolerancia y la deportividad; no aproveches una circunstancia extradeportiva para sacar beneficio.

Respeta a tu compañero; no lo menosprecies jamás; no discutas con él en el transcurso de la competición; anímale cuando falla; no le insultes y tampoco le protestes; acógelo sea cual sea su origen, capacidades, etc.; comparte con él la victoria y la derrota; trabaja en equipo y en beneficio del colectivo.

Respeta los derechos, la dignidad y los valores de todos los implicados en la actividad deportiva sin distinción de ningún tipo; respeta las instalaciones deportivas y haz un buen uso de ellas

Los profesionales, voluntarios, acompañantes y familiares que participen en las actividades deportivas

Los profesionales, voluntarios, acompañantes o familiares que participen en las actividades deportivas de forma activa, deberían preocuparse principalmente por el bienestar, la salud y el disfrute de las personas que acompañan, y no sólo preocuparse por el ganar en el contexto de la competición. Estas personas deben de poner énfasis en la importancia de un esfuerzo racional y un disfrute sincero de la actividad física, en lugar de la máxima de ganar a toda costa. (CGCOLEF, 2010).

El comportamiento de los profesionales, voluntarios, acompañantes y familiares deberá basarse en los siguientes principios clave:

Practica y apoya el Juego limpio; potencia que los deportistas se unan al espíritu de las normas; no influyas negativamente en el deportista para obtener beneficios o recompensas personales; permanece atento a las actuaciones intimidatorias que puedan suceder; anima al deportista que falla, no lo ridiculices por perder; condena cualquier manifestación de violencia.

Disfruta de la actividad, es una prioridad; asegúrate de que tus actitudes no se pueden malinterpretar y que siguen directrices adecuadas; evita destacar para lograr la victoria, estás
para acompañar a tu equipo, no orientes la actividad a la pura competitividad, no antepongas el triunfo a los valores deportivos y terapéuticos
Da suficientes oportunidades para participar, todos los deportistas merecen la misma atención y oportunidades; aprecia el esfuerzo de los deportistas, desalienta la violación de las normas por parte de los deportistas;.

Prohíbe los insultos, gestos y comportamientos poco apropiados; exige los límites de respeto al equipo y a los rivales, y a las personas que están en la actividad; fomenta el respeto al rival, ganar es una parte de la diversión; haz consciente al deportista de los beneficios positivos de practicar deporte.

Respeta a todos los implicados en la competición deportiva y enseña al deportista a que también lo haga; no protestes a los árbitros, respeta los derechos, la dignidad y los valores de todos los implicados en la actividad deportiva sin distinción de ningún tipo; respeta las instalaciones deportivas y haz un buen uso de ellas.

La afición

Las personas que asisten como aficionados a las competiciones deportivas organizadas por SPORTSAME deben fomentar los valores deportivos y evitar incitar a la violencia mediante sus comportamientos individuales. Los que asistan a un partido o actividad deportiva en su condición de aficionados, deberán asumir su responsabilidad con el Juego limpio y el buen comportamiento, tanto dentro de los recintos deportivos como en cualquier actividad de la relacionada con SPORTSAME.

El comportamiento de aficionados deberá basarse en los siguientes principios clave:

Fomenta la deportividad; evita actitudes y comportamientos agresivos y violentos; evita cualquier situación de riesgo; el deportista compite por su satisfacción, no por la tuya; reconoce y valora las buenas actuaciones de los participantes; aplaude el buen juego; condena el uso de la violencia en todas sus formas.

No menosprecies al deportista que comete un error o pierde; evita fomentar la competición al límite de la deportividad; anima al deportista; no le generes una presión excesiva; no te centres en si gana o si pierde, sino en su esfuerzo e implicación.

Respeta al rival; no hagas gestos groseros; no utilices un lenguaje indebido.

No protestes al árbitro; respeta sus decisiones; anima al deportista a competir según el reglamento y a respetar las decisiones arbitrales; muestra agradecimiento al árbitro, es imprescindible; no cuestiones su honestidad.

Respeta los derechos, la dignidad y los valores de todos los implicados en la competición deportiva sin distinción de ningún tipo; respeta las instalaciones deportivas y haz un buen uso de ellas.

Para saber más

C.E. (1992). Recomendación Nº R (92) del Comité de Ministros a los Estados miembros sobre el Código de ética deportiva (adoptada el 24/09/1992). Consejo de Europa.

CEC (s.f.). Normas básicas de juego limpio. Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Consejería de Educación y Ciencia.

CGCOLEF (2010). Código deontológico: educación física. Consejo General de Colegios Oficiales de Licenciados en Educación Física y en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de España. Colegios Oficiales de Licenciados en Educación Física y en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de España.

Consejo Superior de Deportes . Código de Conducta en competiciones deportiva escolares . Council of Europe (1993). European Sports Charter and Code of Ethics . Council of Europe.

Gairín, J. (Coord.); Castro, D.; Díaz, A.; Muñoz, J. L.; Sha, P. (2011). Prevención de la intolerancia en las competiciones deportivas escolares. Consejo Superior de Deportes.

ISQ (s.f.). Código de ética deportiva . International School of Querétaro.

Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Consejería de Educación y Ciencia (s.f.). Normas básicas de Juego Limpio . Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Consejería de Educación y Ciencia

OVRXD (2011). Observatorio de la violencia, el racismo y la xenofobia en el deporte Consejo Superior de Deportes.

Tucas, A. H. L. (2008). Códigos de comportamiento. Comisión de Deportes Australiana. Traducido y adaptado por A. H. L. Tucans.

UNESCO (1978). Carta Internacional de la Educación Física y el Deporte. París: UNESCO

 

 

Enlaces de interés
GRUPO 5
WALKREDI
AEDIR
FEDERACIÓN SALUD MENTAL MADRID
FUNDACIÓN BUEN SAMARITANO
FUNDACIÓN MANANTIAL HERMANAS HOSPITALARIAS

INTRESS
AMAFE
AFEM
AFAEMO

EXTER
ASAV
ALUSAMEN
AFAEMO 5
logo Instagram logo facebook logo twitter  

El diseño y mantenimiento de la página web de Ligasame se realiza en los Talleres Prelaborales de Administración y Diseño Gráfico
del Centro de Rehabilitación Laboral de Usera. www.walkredi.org